L  S
  • 12 mayo 2013
  • ~

ENTREVISTA A LA PINTORA LARISA SARRIA

(Javier de Molina – Ángel Doctor) Larisa Sarria llevará a cabo su primera exposición individual el próximo 26 de abril, que permanecerá abierta hasta el 10 de mayo, en el Centro Cultural Vicente Aleixandre de Alhaurín de la Torre, bajo el título Liturgia de Miradas. Un título enigmático y acertado, a tenor de las dos obras que como aperitivo expuso en la exposición colectiva ‘El salón de primavera de Pincel y Barro’, asociación a la que pertenece, y en la que incluyo dos retratos, en los que las mirada de las modelos, la perfección de la pincelada y la limpieza del trazo, se conjuntan para crear una instantánea llena de calidez que no pasa desapercibida al espectador.

Nos recibe en su casa y nos lleva al sótano, donde tiene montado su taller, donde como si de una metáfora se tratara, ha crecido como artista de la mano de su maestro Antonio Ayuso, con cimientos sólidos y fuertes. Rodeada de cuadros de paisajes, caballos, bodegones y retratos se presta a nuestro cuestionario, no exenta de algo de nervios y de cierta satisfacción de mostrarnos sus obras  y hablarnos de su próxima exposición.

¿Qué tiempo lleva en la pintura y cuantas horas diarias le dedica?

Empecé a aprender las técnicas de la pintura al óleo desde hace dos años y medio, y trabajo cada día una media de entre 5 y 8 horas, aunque evidentemente hay días en los que no trabajo, porque no siento esa “inspiración” para dedicarme a la obra; pero tengo una disciplina de trabajo bastante fuerte.

¿Qué le motiva para iniciar una obra?

La pintura para mí es una forma de terapia contra mis dolores físicos. Por otro lado, para mí, la belleza es una especie de medicina contra esos dolores físicos, así que  cualquier cosa que esté rodeada de belleza me motiva para ser pintada.

En su obra destacan los caballos ¿Por qué?

Para mí el caballo es un animal misterioso. Me gustan mucho los caballos como animales nobles, y por la combinación perfecta de belleza, inteligencia y fuerza.

¿El retrato necesita de una habilidad especial? ¿Cómo lo consigue?

El retrato necesita de mucha paciencia y dedicación, así como saber aislarte de lo que te rodea; todo ello lo consigo desde el silencio de mi taller y aplicando muchas horas de trabajo.

Su maestro Antonio Ayuso ¿Qué le ha aportado?

No quiero olvidar que mi primera maestra fue la profesora Paqui Navas, en los talleres ocupacionales de Alhaurín de la Torre, y que ella me enseñó los primeros rudimentos del oficio de pintar. Antonio Ayuso es una persona maravillosa, sencillo y humilde, pero grande en el arte. Lo fundamental que me ha aportado ha sido entender que el buen cuadro debe de fundamentarse sobre la sencillez; de otro lado he descubierto con Antonio su paleta de colores, y la diversidad de los matices.

¿Cuáles son sus artistas más admirados y de cuales piensa que puede haber recibido alguna influencia?

He nacido en Ucrania y he recibido mi educación bajo la influencia de la Rusia soviética, donde siempre ha estado presente la corrección en las formas y el realismo de los grandes maestros rusos o ucranianos como Levitan, Repin, Surykov, Aivazovsky o Vasnetsov, así como los grandes muralistas y realistas socialistas como de Aleksandr Deyneka, Kustódiev o el retrato de Iliá Glazunov. A mi llegada a España he encontrado la fascinación de otros pintores como Dalí y Julio Romero de Torres, de quienes pude visitar sus casas-museo, así como Diego Velázquez, Goya, Murillo, El Greco o Sorolla. Entre los malagueños me atraen mucho Dimitry Kovachev (de origen búlgaro), Francisco Trigueros, el retratista Revello de Toro, y por supuesto la obra de mi maestro Ayuso, digna de admiración.

Es su primera exposición, ante su familia, amigos y vecinos ¿siente mucha responsabilidad?

Por supuesto que siento una gran responsabilidad. Es mi primera exposición individual ante amigos, vecinos, familia y compañeros, y siento una combinación de nerviosismo y confusión al mismo tiempo, aunque también me siento muy afortunada por esta oportunidad que me ha ofrecido el Ayuntamiento de Alhaurín y su Concejalía de Cultura para celebrar en mi pueblo mi bautismo como artista.

¿Por qué “Liturgia de Miradas” como nombre de esta exposición?

Bueno, por dos motivos fundamentales, primero porque en mi obra abunda mucho la mirada, los ojos de los retratos, de los personajes, incluso de los caballos, son un centro de atención transversal en la mayoría de mi obra; y en segundo lugar porque entre el artista y el público, a través de la mirada que observa la pintura, se produce un contacto, un ritual, una especie de liturgia, desde esas mitradas compartidas.

¿Le ha costado elegir que cuadros expondrá?

Tenía la esperanza de exponer un número mayor de cuadros, pero al tener que limitarme a un espacio más pequeño de lo esperado, he pensado hacer una selección equilibrada entre retratos, el tema del caballo y algunos paisajes. Aunque la elección no ha sido difícil, por lo reducido de ella, creo que representa bastante bien a mi obra.

¿Dónde le gustaría algún día verse exponiendo?

Por el momento me gustaría ver mis cuadros exhibidos en algunas salas de otras ciudades andaluzas, y con el tiempo en alguna galería profesional de prestigio. Pero ello va a depender de la aceptación del público; soy una persona bastante vulnerable, y si el público no acepta bien mi obra puede afectar mucho a mi desarrollo futuro.

Todas sus obras están realizadas en óleo sobre lienzo, ¿es su técnica preferida, con la que se encuentra más a gusto?

He intentado algunos dibujos con carboncillo e incluso con acuarela, pero me atrae mucho el color, y la acuarela la considero muy poco duradera; por ello, he optado definitivamente por el óleo, ya que el color me atrapa y su permanencia en el tiempo me llama más la atención.

En sus obras se observa un gran realismo ¿Cuando decide que una pintura está terminada, tiene el impulso de agregar o añadir algún color?

Mi pintura es fundamentalmente figurativa, y en esa línea destaca el realismo, porque mi personalidad, mi manera de ser, me lleva mucho a cuidar el detalle y la minuciosidad.

El cuadro lo considero acabado cuando no hay más que añadir; a veces más no es mejor: ese es el momento en que uno debe de apartarse del cuadro, aunque en alguna ocasión, una vez acabado el cuadro he sentido la necesidad de volver al mismo porque me pedía algún detalle, alguna pincelada final.

¿Qué proyectos inmediatos tiene?

Ahora debo de centrarme en esta exposición y en sus consecuencias. No es fácil gestionar tanto trabajo, atender a tantos amigos y compañeros. Lo más inmediato, además de “Liturgia de Miradas” (que es el nombre de mi exposición), es la implantación de mi página web para poder dar mayor difusión a mi obra. A medio plazo estoy trabajando en varias posibilidades de exposiciones, pero de momento no me gustaría hablar de ello, ya que para mí, y por ahora, lo importante ahora es la actual exposición.

Pongamos que nos encontramos el próximo 11 de mayo, tras finalizar su primera exposición ¿Qué resumen le gustaría hacer?

El objetivo de esta exposición es dar a conocer mi obra. La mayor recompensa sería ver que el público ha quedado satisfecho y que considera que mi obra alberga lo que todo artista busca: la belleza. Si además de ello se puede vender algún cuadro, el éxito sería pleno.

No quiero terminar esta entrevista sin dar las gracias a D. Joaquín Villanova, y a Isabel Durán, concejala de cultura, por la posibilidad que me brindan de poder exponer en esta ciudad, al igual que a Toñi Cordero, a Manuel López Mestanza, y a todos los funcionarios, por su gran profesionalidad y por su generosidad. También quiero dar las gracias a mis profesores Francisca Navas y Antonio Ayuso por su paciencia y por el amor que me han transmitido por la pintura. No quiero olvidar el apoyo prestado y la sincera amistad de Javier de Molina, de Mariví Verdú y de Ana Verdugo, amigas que me acompañaron en las horas de aprendizaje, a mi Asociación “Pincel y Barro” y a su actual Presidente Lucidio Mateo por su incondicional apoyo. Y como no, darles a ustedes las gracias por ofrecerme esta entrevista.

Agradecemos a Larisa y José Sarria su atención y amabilidad por concedernos esta entrevista y por agasajarnos durante los momentos de nuestra conversación con una mezcla de té y una deliciosa y suculenta tarta realizada por ella, que estaba casi a la par que su pintura ¡¡¡ esplendida!!!

Para conocer más de la artista y su obra, pueden visitar su web, www.larisasarria.com